Vías Verdes, rutas en bici para niños

[vc_row][vc_column][dfd_heading style=»style_01″ title_font_options=»tag:h5|color:%23000000″ subtitle_font_options=»tag:h3|color:%23000000″]

Bikefriendly te recomienda las mejores rutas para viajar con niños.

[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]Seguro que muchos de vosotros/as os habéis planteado alguna vez hacer cicloturismo en familia, pero finalmente habéis desistido por no encontrar una propuesta adecuada. Nosotros lo tenemos claro, la respuesta está en las Vías Verdes.

La práctica de cicloturismo tal y como lo entendemos en España, en cualquiera de sus modalidades –viajes con alforjas, marchas de carretera o eventos de mountain bike- implica una serie de desplazamientos que, si no tienes ‘responsabilidades familiares’, no suponen problema alguno. Es más, forman parte de esa pizca de aventura que rodea a este magnífico deporte.

Pero cuando decidimos ‘sentar la cabeza’ y formar una familia, la aventura se puede convertir en pesadilla, sobre todo a la hora de combinar las responsabilidades familiares con nuestra afición por la bicicleta. Una vez superado ese cambio de ‘chip’, comienzan a afloran las ganas de realizar rutas en bici con los más pequeños de la casa. La mejor forma, sin duda, de transmitirles nuestra pasión por este deporte.[/vc_column_text][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»22860″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]Y es que, la tecnología y el mundo de los accesorios en el sector de la bicicleta ha avanzado tanto en los últimos años que ya podemos realizar rutas en bici con niños sin que suponga un excesivo esfuerzo para nosotros y con total seguridad para ellos. Desde las sillas infantiles frontales o de ubicación trasera, hasta los cicloremolques de diverso tipo, sin olvidar los tradicionales tándems, las opciones son múltiples para poder llevar a los más pequeños con nosotros. Y antes de que te des cuenta, ya los tendrás a tu lado pedaleando con su propia bicicleta.

Pero, llegado el momento de decidir un destino o ruta para viajar en bici con niños, el repertorio parece que se reduce bastante, sobre todo por la cantidad de condicionantes que rodean a este tipo de viaje (kilometraje reducido, nivel técnico bajo, etc…). En este sentido, las Vías Verdes promovidas por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles nos parecen la alternativa perfecta para iniciarse en el cicloturismo en familia.

En primer lugar, por su distribución geográfica –hasta 125 itinerarios repartidos por toda España- que permite que todos y cada uno de nosotros tengamos alguna Vía Verde más cerca de lo que imaginamos, por lo que los desplazamientos hasta el inicio de la ruta no implican largas horas de viaje.

Y en segundo lugar, por las características propias de esos itinerarios, sendas asfaltadas o de tierra compactada, que siguen el trazado de una vía férrea en desuso y que, por tanto, no presentan rampas o desniveles importantes, por lo que están al alcance de cualquier cicloturista familiar; desde el que lleva una silla infantil o un ciclo remolque hasta el que pedalea con niños que ya utilizan su propia bicicleta, sin olvidar a otros miembros de la familia que, posiblemente, no están acostumbrados a pedalear habitualmente.[/vc_column_text][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][videoplayer main_style=»style-1″ video_link=»https://www.youtube.com/watch?v=SY7HDdf99AQ» title_font_options=»tag:div» subtitle_font_options=»tag:div»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]El Programa Vías Verdes nació en 1993 con el objetivo de rescatar del olvido los más de 7.600 kilómetros de líneas férreas en desuso – o que nunca se llegaron a usar- con el objetivo de reutilizarlas desde un punto de vista ecoturístico. Desde entonces, estos antiguos trazados ferroviarios están siendo acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que los transitaron en tren: cicloturistas, caminantes y personas con movilidad reducida.

Muchos de estos itinerarios, además, se han convertido en herramientas de desarrollo económico para los pueblos –y los habitantes- de las zonas por las que transcurren, gracias a la implantación de empresas de servicios vinculados al cicloturismo como alquiler de bicicletas, bares o restaurantes, o alojamientos. De hecho, nuestro Sello de Calidad Bikefriendly cuenta con numerosos hoteles en Vías Verdes o muy cerca de las mismas, y que tienen en este tipo de itinerarios familiares uno de sus principales atractivos.

Más info: http://www.viasverdes.com/

Fotografía: Miguel Ángel Muñoz Romero[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario