Montaje de silla infantil WeeRide para bicicleta

[vc_row][vc_column][dfd_heading style=»style_01″ title_font_options=»tag:h2″ subtitle_font_options=»tag:h3″]

Los mellizos han cumplido 10 meses… edad más que suficiente para que vayan aprendiendo lo que es montar en bici… jejeje

[/dfd_heading][dfd_heading enable_delimiter=»off» style=»style_01″ title_font_options=»tag:p» subtitle_font_options=»tag:h3″]

Después de una larga espera, ha llegado el momento. Los enanos ya se sientan y mantienen su cabeza erguida sin problemas. Es la hora de subirles a la bici… en este caso a la de su padre, claro. Y la silla elegida para sus primeros paseos sobre dos ruedas ha sido la WeeRide Safe Front Deluxe.

[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»20322″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][dfd_heading enable_delimiter=»off» style=»style_01″ title_font_options=»tag:p» subtitle_font_options=»tag:h3″]La verdad es que desde antes de ser padres ya le habíamos echado el ojo a este tipo de sillas. Nos atrae mucho más la idea de que los niños vayan disfrutando del paisaje, viendo lo mismo que tú ves, a diferencia de las sillas traseras, donde la posición solo le permite al pequeño disfrutar de tu espalda… y lo que sigue, aparte de la tradicional vista lateral claro. Además, con sillas de ubicación trasera no controlas visualmente a los niños de la misma forma, ni puedes comunicarte con ellos de forma efectiva y cómoda.

A pesar de contar con una amplia distribución en España, tanto en tiendas de bicicletas como de artículos de bebés, optamos por solicitarla vía online por su página web, y la verdad es que a los dos días la teníamos en casa. Fácil y rápido. Perfectamente embalada en su caja y con cada pieza perfectamente protegida. No faltaba tampoco un completo libro de instrucciones de montaje en diversos idiomas, incluido el castellano. De igual forma, las únicas dos herramientas necesarias para montar la WeeRide, una llave fija y una allen, vienen también incluidas.[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»20324″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][dfd_heading enable_delimiter=»off» style=»style_01″ title_font_options=»tag:p» subtitle_font_options=»tag:h3″]Así que tras revisar que tenemos todo lo necesario, basta con seguir paso a paso las instrucciones y tener un poco de sentido común para montar la silla en tu bici. Primero la abrazadera trasera sobre la tija del sillín, luego la delantera en el tubo de dirección del cuadro, uniendo las vigas en el centro. En este punto hemos de precisar que la WeeRide se adapta prácticamente a todo tipo de bicicletas, salvo las de carretera, por lo que lo de hacer el Indurain con el enano lo tendrás que dejar para cuando él pueda llevar su propia ‘flaca’.

Tan solo hemos encontrado un pequeño momento de crisis y/o confusión, y es que la abrazadera delantera, ubicada en la dirección de la bici, no cerraba porque los tornillos se nos quedaban cortos… hasta que nos hemos percatado de que en una bolsita venía otro juego de tornillos más largos, para direcciones ‘oversized’ (vamos, para las mayoría de las BTT actuales).

[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»20326″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][dfd_heading enable_delimiter=»off» style=»style_01″ title_font_options=»tag:p» subtitle_font_options=»tag:h3″]Superado el susto, y montada la viga principal entre el tubo de la dirección y la tija del sillín, ligeramente inclinada hacia ésta última, basta con anclar la silla sobre la misma, atornillarla y colocar la correa de seguridad, antes de salir a rodar con la WeeRide. Importante: comprobad que podéis seguir girando el manillar con suficiente amplitud y seguridad.

Y ahora, a esperar a que salga el sol un poquito para sacar a los pequeños a dar su primera vuelta en bici por el barrio… estamos deseando ver sus caras. Ya os contaré…[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»20328″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]Autor: Víctor Marcos, Comunicación y RRSS Bikefriendly[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario