10 razones para elegir un alojamiento Bikefriendly

[vc_row][vc_column][dfd_heading style=»style_01″ title_t_heading=»» title_font_options=»tag:h5″ subtitle_t_heading=»» subtitle_font_options=»tag:h3″]

¿Pensando en una escapada con tu bicicleta este otoño/invierno? Te damos 10 poderosas razones para elegir alojamientos Bikefriendly.

[/dfd_heading][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]

  1. Para empezar, cuando aparezcas por la puerta de establecimiento y llegues hasta el mostrador de recepción, no te mirarán como un bicho raro. Nuestros alojamientos son amigos de las bicicletas… y de los ciclistas, por lo que están acostumbrados a tratar con los de ‘nuestra especie’.
  2. Encontrarás un espacio seguro para guardar tu bicicleta, con un candado individual cuya llave sólo tendrás tú. Y todo ello, dentro de un espacio cerrado bajo llave donde solo tiene acceso el personal del establecimiento y los clientes que han dejado allí su bicicleta. Se acabó lo de dejar nuestra preciada máquina en el almacén de la cocina, junto a los sacos de patatas, o de las habituales disputas por subir la bici a la habitación.
  3. ¿Necesitas hacer algún ajuste mecánico o reparación básica antes de salir de ruta? Los Espacios Bikefriendly de nuestros alojamientos cuentan con al menos un soporte de taller y las herramientas necesarias para salir de cualquier apuro, así como esos recambios básicos que, en más de una ocasión, nos dejamos en casa (cámaras, cables de freno, etc…). Sin olvidar una bomba de pie con la que dejar las ruedas a punto.

[/vc_column_text][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»21931″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]4. ¡Vámonos de ruta! Pero… ¿a dónde vamos? Bien es cierto que los ciclistas normalmente salimos con los ‘deberes hechos’ de casa y tenemos en mente (y en el gps…) una selección de rutas, pero no hay nada como la información y las recomendaciones de primera mano del personal del alojamiento, habitualmente conocedor de la zona, para que la ruta elegida sea todo un éxito y evitemos contratiempos. Además, también te proporcionarán el track de la ruta para que lo descargues en tu navegador.

5. La ruta ha sido un éxito… pero la lluvia y el barro han dejado las bicis irreconocibles. Tranquilos, en la zona de lavado del Espacio Bikefriendly podrás dejarla como nueva y a punto para la siguiente salida o para meterla en el coche de vuelta a casa.

6. ¡Y qué decir de la ropa! Que cuando consigues quitártela no sabes si tirarla o dejarla que se regenere sola…  Este problema no lo tendrás en nuestros alojamientos ‘Experience’ y ‘Resort’, donde podrás solicitar su servicio de lavandería para ciclistas, y tener tu ropa lista para el día siguiente.[/vc_column_text][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»21933″ img_size=»large» alignment=»center»][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_column_text]7. De igual, forma, gracias al horario extenso de cocina de esas categorías de alojamientos, siempre podrás comer algo caliente cuando regreses al establecimiento, más allá de esa fatídica hora de las cuatro de la tarde. También podrás encargar un picnic especial para llevarte de ruta, algo especialmente recomendable si vas a transitar por rutas de btt que no pasen por localidades importantes.

8. Y después de comer/merendar… ¿qué hacemos? En todos nuestros alojamientos te recomendarán las mejores visitas por el entorno… o si prefieres quedarte descansando, en el caso de la categoría ‘Resort’, siempre podrás hacer uso del Spa o el servicio de fisioterapia deportiva que ofrecen muchos de ellos. Finalmente, el ‘machaca’ podrá seguir entrenando en el gimnasio si le quedan fuerzas y ganas.

9. Independientemente de la categoría del alojamiento Bikefriendly, y de los numerosos servicios adicionales que pueda ofrecer cada uno, en todo momento intentarán solventar los problemas que puedan surgir y procurar el confort del ciclista… y su bicicleta.

10. Porque a ellos, como a nosotros, ¡les gustan los ciclistas! ¡somos ciclistas! #WeLikeCyclists!

¿Necesitas alguna razón más para reservar tus próximas vacaciones ciclistas en alojamientos Bikefriendly?

https://bikefriendly.bike/hoteles-para-ciclistas/

Fotografías:

Hotel Fénix, Mallorca.

Hotel Balneario Lobios Caldaria, Ourense[/vc_column_text][dfd_spacer screen_wide_resolution=»1280″ screen_wide_spacer_size=»40″ screen_normal_resolution=»1024″ screen_tablet_resolution=»800″ screen_mobile_resolution=»480″ screen_normal_spacer_size=»40″ screen_tablet_spacer_size=»30″ screen_mobile_spacer_size=»20″][vc_single_image image=»21935″ img_size=»large» alignment=»center»][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][/vc_column][/vc_row]

Deja un comentario