Calatayud Bike. Aislamiento de proximidad en el Far West

Alberto Roncero, biker experimentado y redactor de la revista especializada Mountainbiker, relata su experiencia en el territorio ciclista Calatayud Bike.

El territorio Calatayud Bike está muy cerca de todo, pero a la vez muy lejos. La primera vez que estuve con mi bicicleta en Calatayud no sabía muy bien dónde iba ni qué tipo de terreno me encontraría. Para ser exacto, tampoco tenía muy claro dónde estaba situada en el mapa y me imaginaba que quedaba lejos, muy lejos. Nada más lejos de la realidad. Calatayud se encuentra a pocas horas de la mayoría de grandes capitales de nuestro país, por lo que mi viaje hasta allí fue más corto de lo esperado. Según me iba acercando, notaba como me alejaba de todo. Cuanto más cerca estaba, más separados estaban los pueblos y ciudades, más campo tenía por delante y menos gente a mi alrededor.

Nada más llegar a Calatayud me di cuenta de su enorme patrimonio. Callejeando por el centro me sorprendí de la cantidad de edificios antiguos, iglesias y plazas que conserva la ciudad: la Puerta de Zaragoza, la iglesia de San Pedro de los Francos o la Colegiata Santa María la Mayor fueron los primeros monumentos que me encontré de camino al Mesón de la Dolores, el hotel donde me iba alojar por unos días. Una vez instalado y con la bici preparada, aproveché el rato que tenía hasta la cena para callejear por la ciudad y disfrutar de una buena copa de vino D.O.P. Calatayud.

9 rutas BTT en Calatayud para todos los niveles

A la mañana siguiente aprovechamos el desayuno para hablar con la gente del hotel. Nos habían hablado de varios sitios que debíamos visitar y la curiosidad insistía en conocerlos. ¿el Far West? Sonaba un poco extraño pero nos aseguraron que era un sitio que debía conocer. Por suerte para nosotros, el Territorio de Calatayud Bike  cuenta con 9 rutas marcadas de diferentes niveles técnicos, distancias y desnivel. Si viajas con tu familia puedes disfrutar de las rutas 1 (torre Anchís) y 4 (Camino Natural), pero si te estás iniciando en el mundo del BTT y quieres algo más completo pero sin demasiados puntos técnicos, las rutas 2 (Vuelta Valdeurón) y 3 (Mirador de las Cabras) son ideales. En general, el entorno en el que se encuentra Calatayud hace que tengamos muchos kilómetros para disfrutar de la bicicleta y la variedad de sus caminos es enorme. La densidad demográfica es mínima, por lo que pedalear por sus pistas y carreteras secundarías es pura tranquilidad.

Una vez ya en ruta, durante los primeros kilómetros, ya vimos que nos íbamos a encontrar zonas muy diferentes y que la variedad de cada ruta es total. Empezamos rodando por pistas infinitas que harían las delicias de cualquier ciclista gravel pero poco a poco fuimos metiéndonos en el bosque para cambiar completamente de terreno. A ambos lados del camino empezaron a aparecer senderos, lo que nos llamó mucho la atención. Sin darnos cuenta, habíamos pasado de rodar por pistas fáciles y rápidas a caminos por el bosque, más técnicos y exigentes. Como los senderos seguían apareciendo durante la ruta, decidimos que los investigaríamos en nuestra siguiente salida para no desaprovechar ni un metro de la ruta que estábamos siguiendo. La mayoría de estos senderos resultaron ser divertidos y con poco desnivel, lo que los hacía aptos para rodarlos en ambos sentidos de la marcha y a buena velocidad. Nos sorprendió mucho la red de senderos que tiene el territorio, algo poco común en la mayoría de territorios por los que había viajado. Había senderos para todos los gustos; con piedra, con raíces, rápidos, técnicos, etc. pero nunca nos encontramos un tramo demasiado complicado o peligroso. Sin duda íbamos a disfrutar mucho en nuestra estancia.

Los paisajes del Far West, en Calatayud Bike

Finalmente dejamos el bosque atrás y casi por sorpresa, llegamos al Mirador de Castillejos. Nos habían hablado del Far west de Calatayud en el desayuno, pero hasta que lo vimos no nos lo podíamos creer. El entorno en este punto era espectacular. Las vastísimas llanuras que teníamos delante contrastaban con unos picos rotos y de tierra roja exactos a los que recordamos de las películas del Oeste, y sólo faltaban los búfalos pastando en la lejanía para sentirte John Wayne. Estábamos a casi 1.000 m de altura y el terreno había cambiado por completo una vez más.

Hasta el momento habíamos disfrutado de caminos fáciles, pistas rápidas y alguna subida picante, pero en Calatayud todavía quedaba más. Las bajadas que nos encontramos en la zona de Maño Maño eran más técnicas, tenían más piedra y algún paso técnico. Todo estaba bajo control pero notamos que ese punto endurero que siempre buscamos en nuestras salidas había quedado cubierto en esta zona. En poco tiempo habíamos bajado y nos encontrábamos en otro plató de cine americano. El mar de senderos que habíamos visto en el bosque se encontraba ahora en el desierto, el más auténtico desierto de las pelis del Far West. Lo que habíamos visto desde el mirador ahora lo estábamos rodando con nuestra bici y, dado que su nivel técnico no era elevado, pudimos dejar correr la bici sin miedo a caernos. Los contrastes que estábamos viviendo nos sorprendían en cada curva y nos hicieron pensar en las posibilidades de una zona tan basta como aquella.

El final del día se acercaba y la llegada a la civilización era inminente. Llegamos a Calatayud por el Sur y desde el mirador de la Ermita de San Roque pudimos ver la joya de la corona. El recinto fortificado árabe de Calatayud (s. IX) es el mayor de toda la península ibérica y desde nuestra posición podíamos ver los cinco castillos que lo forman. Sin duda alguna, era el punto final perfecto para una ruta espectacular.

Calatayud: un destino ciclista sorprendente y recomendable

Después de muchos años viajando con mi bici he podido disfrutar de entornos muy variados pero mi desconocimiento sobre Calatayud hacía que no supiera qué me encontraría. Mi sorpresa fue mayúscula, ya que en Calatayud hay rutas de todo tipo (familiares, fáciles, de nivel medio y difíciles) y puedes elegir. La ruta 7 (Pico del Rayo), por ejemplo, fue en la que acumulamos más desnivel y más alto nos llevó, pero nos regaló una bajada por sendero entre bosque espectacular. La ruta 8 (Maño Maño), en cambio, es totalmente diferente y nos llevó por senderos hasta la misma puerta del Far west, mientras que en la ruta 6 (Far West) nos metimos de lleno a rodar por caminos esperando a que nos atacara un indio cherokee.

A esta pequeña ciudad iba sin saber qué encontraría y me encontré un paraíso para el ciclista. Sendas infinitas, pistas inacabables o caminos divertidos se dan cita en un único entorno para que todos podamos disfrutarlos. Sin duda las recomendaré a mis amigos, aquellos a los que les gusta disfrutar de los senderos y no tienen remilgos en sudar el maillot para acabar las rutas más duras. Sus bicis de doble suspensión serán las más adecuadas, aunque después de conocer el territorio creo que también les recomendaría una bicicleta eléctrica. La doble amortiguación unida a unos frenos y suspensiones más potentes hacen que estas bicis se encuentren como pez en el agua en los caminos de Calatayud. Como mis amigos están acostumbrados no tendrán problemas para disfrutar del territorio, pero seguro que llegan con más hambre al final de las etapas y necesitarán los famosos garbanzos con Congrio del Mesón de la Dolores. ¿Se puede pedir un fin de fiesta mejor?

Si estás pensando en disfrutar de una escapada ciclista en Calatayud Bike, visita su página web y encontrarás diferentes opciones para reservar directamente tu experiencia BTT + alojamiento en Calatayud.

¿Tienes alguna pregunta? ¡Contáctanos!

NO TE PIERDAS NADA¡HAZTE SOCIO DEL CLUB BIKEFRIENDLY!

Rellena el formulario y aprovecha todas sus ventajas: descuentos, ofertas, regalos

  • + Ver clausula de política de privacidad En cumplimiento de la normativa de protección de datos, en particular del Reglamento (UE) 2016/679, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de abril de 2016, le informamos que los datos personales que usted nos facilita a través del presente formulario, serán utilizados por BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA , para tramitar su solicitud de información respecto al asunto indicado. Los datos personales marcados con (*) son imprescindibles para tramitar su solicitud, siendo el resto opcionales, y orientados a mejorar las vías de comunicación con los solicitantes. BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA únicamente comunicará sus datos a necesarias o relacionadas con el servicio solicitado, no realizando ninguna otra comunicación, más allá de las obligaciones legales que puedan derivarse del tratamiento. Asimismo, ni BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA ni las oficinas de su red implicadas, utilizará sus datos con finalidades distintas a las indicadas, salvo autorización expresa y previa del titular de los mismos. Los datos personales serán tratados únicamente durante el tiempo necesario para tramitar su solicitud, tras lo cual se procederá a su supresión. Le informamos sobre la posibilidad de ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad y limitación del tratamiento, en los términos previstos en la ley, que podrá ejercitar dirigiéndose a BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA , en AVENIDA JACETANIA 6 LOCAL C, 22700 JACA (HUESCA) , o a la dirección de correo electrónico info@bikefriendly.com Además, en caso de que usted nos autorice expresamente, BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA podrá utilizar sus datos de contacto para el envío de Newsletter, comunicaciones, notificaciones y, en general, información sobre nuestros productos y servicios que puedan resultar de su interés. Para obtener más información sobre el uso de los datos de carácter personal, así como sobre el cumplimiento de los principios, requisitos y derechos recogidos de la normativa de protección de datos, BIKEFRIENDLY SOCIEDAD LIMITADA pone a disposición de los interesados, a través de su página web, su Política de Privacidad.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.