¿Qué es ser un ciclista «piraña»?

[vc_row][vc_column][dfd_heading content_alignment=»text-left» enable_delimiter=»off» style=»style_01″ title_t_heading=»» title_font_options=»tag:h2″ subtitle_t_heading=»» subtitle_font_options=»tag:h3″]¿Qué es ser un ciclista «piraña»?[/dfd_heading][vc_column_text]Todos los que ya tenemos una edad, me refiero a la treintena bien entrada o más, recordamos algunos programas míticos de la antigua televisión española: el Hombre y la Tierra, con la peculiar retrasmisión de Felix Rodriguez de la Fuente; el un dos tres, con su Ruperta, Bigote Arrocet y Doña Rogelia; pero ¿y Verano azul con Chanquete, Pancho y ¡PIRAÑA!?

Verano Azul
Verano Azul

 

¡Vaya recuerdos! Toda la familia sentada delante de la tele y comentando la serie. Ya no hay programas así. Toda la pandilla de Verano Azul, incluido Chanquete y su “amiga” Beatriz, se desplazaban en bici por Nejar ( localidad donde se rodaba la serie) y entre los más jovenzuelos incluso se «apretaban» alguna serie cuando disputaban esas carrerillas entre ellos.

Piraña Verano Azul

Si se retransmitiera hoy en día seguro que les prestábamos nuestro logo “Bikefriendly” porque realmente hacían una gran labor de difusión de la bicicleta. ¿Recordáis los modelos que llevaban? Las míticas Bh con el manillar tipo choper casi, o las antiguas “29” pulgadas de cicloturismo con frenos de varilla,  pero la más de lo más era la “motoretta» de GAC con sus pequeñas ruedas y ese grande y cómodo asiento en L donde reposaba el ya prominente trasero de nuestro amigo Piraña que siempre llegaba el último. ¿Os acordáis que su pequeño amigo Tito o cualquiera del grupo siempre le decían con hastío “Vaaaaaamoooosss Piraña”?

Yo que soy un poco juerguista y me gusta tanto la bici como las risas, cuando salimos juntos soy el que va picando a la grupeta para que aflore esa competitividad sana que tanto me gusta y con la que todos disfrutamos. Seguro que a todos/todas os suenan estas excusas: yo no entreno nada; ufff, qué semana, estoy fatal; mi mujer/marido me ha tenido liadísimo/a y no he hecho nada; con la familia ya se sabe; yo he tenido un montón de trabajo y estoy reventado; pues yo he estado malito y estoy convaleciente…y después de las excusas, te subes a la bici y lo flipas.

Piraña y Tito

Ese día, que pensabas que los ibas a dejar a todos atrás y les ibas a dar ese repaso con el que sueñas…pues va a ser que no: vuelves a ser Piraña. Todos salen como flechas. A los cinco minutos, alguien pregunta, pero ¿ nos persigue alguien? El tema se tranquiliza 30 segundos, se coge aire y de nuevo ¡todos como correcaminos! Piensas,  madre mía qué horas me esperan con esta panda de enfermos ( esto pasa a todos los niveles , la gente poco preparada sufre a su nivel y los pros pues también, pero un puntito más).

Esto no ha hecho más que comenzar, cuando llegas al puerto o las zonas duras los comentarios son: yo voy a ir tranquilo; uff, mi constipado; uff, yo no puedo; pero sin verlo venir, de una forma muy sutil oyes clic, clac clic clac…( van colocando sus piñones). Una vez más te la han colado y te preguntas: si van tan suavecito, ¿por qué cada vez voy sufriendo más? . Está claro: ¿os suena eso de ir con el “gancho”? Como si tal objeto te lo metieran por la barbilla para seguir a todos estos energúmenos y no volver a ser el ciclista Piraña.

Todos los que salimos en grupeta a disfrutar de las dos ruedas sabemos que siempre hay un ciclista “Piraña” en el grupo (que conste que lo digo con todo el cariño del mundo jajaja,  pero ¡espabilar Pirañas!)

 

En el equipo Bikefriendly tenemos claro quién es, de momento, nuestro ciclista Piraña, pero ya sabéis que esto puede ir cambiando…Y en vuestro grupo, ¿quién es el ciclista «piraña»? ¿eres tú «piraña»? ¿qué otros perfiles echas en falta?

Raúl Villacampa, socio fundador Bikefriendly

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Guardar

Deja un comentario